Vai al contenuto

Una valiosa guía para un caballo saludable y en forma

Una valiosa guía para un caballo saludable y en forma

Los tendones son estructuras densas y fibrosas que son muy fuertes pero no muy elásticas. Transmiten la energía muscular, particularmente desde los músculos bien desarrollados del pecho y los cuartos traseros, hacia abajo a través de las piernas, dando potencia y velocidad. A medida que los tendones envejecen, se vuelven aún menos elásticos y, cuando esto ocurre, son menos capaces de repararse a sí mismos si se dañan. La lesión del tendón del caballo es de diferentes tipos, y los problemas son que la recuperación siempre es a largo plazo.

Causas de la lesión del tendón de caballo


Las lesiones de los tendones ocurren cuando las fibras individuales se rompen o rompen, y no siempre es fácil predecir cómo podría suceder. Las causas pueden incluir:

  • Daño directo, por ejemplo, de un alcance excesivo infligido por otra pierna.
  • Se está dando demasiado peso a la pierna, quizás al galopar o al saltar.
  • Un caballo ejercitado más allá de su nivel de condición física.
  • Hay un estallido de energía explosiva y una tensión repentina cuando el caballo galopa suelto en el campo.
  • Ocasionalmente, botas demasiado ajustadas o vendajes.

Estructura de los tendones de caballo

Datos sobre las lesiones del tendón equino


La recuperación siempre es a largo plazo; después de la lesión inicial, la curación no se produce en ningún grado sustancial hasta la marca de 120 días; progresa lentamente. 12-18 meses es lo habitual e implica muchas semanas de reposo en box.

  • Por lo general, el caballo no se puede sacar por completo hasta entre seis y nueve meses después de la lesión inicial.
  • Los tendones sanan formando tejido cicatricial, no creando nuevo tejido tendinoso.
  • Como resultado, el tendón curado suele ser más rígido y menos flexible que antes de la lesión.
  • Esto provoca más tensión en el tejido restante del tendón cuando se somete a presión, por lo que el riesgo de volver a lesionarse después de la recuperación es relativamente alto.

Ubicación de la lesión del tendón de caballo

Funciones de los tendones equinos


No hay músculo o carne para proteger los tendones en la extremidad inferior, por lo que es mucho más probable que se dañen por una lesión o golpe en la pierna.

  • Comprobar ligamentos.
  • Ligamento suspensorio.
  • Tendón flexor digital superficial.
  • Tendón flexor digital profundo.
  • Tendones extensores.

tendones de caballo

Síntomas de las lesiones del tendón de caballo


Las lesiones de los tendones de los caballos pueden variar en su intensidad, pero vale la pena tener cuidado incluso con las leves; si tu ejercitar un caballo con una lesión leve en el tendón antes de que haya sanado, probablemente empeore la condición. Las lesiones blandas de los tendones se manifiestan como un aumento del calor y un leve engrosamiento temporal de la pata, pero es posible que el caballo no siempre esté cojo. Sin embargo, el área puede ser un tendón si se aprieta suavemente.

Signos clínicos de lesión del tendón de caballo

Si la lesión del tendón es grave, habrá dolor, calor e hinchazón, ya que las fibras del tendón se romperán por completo y el caballo quedará cojo.

Diagnóstico de las lesiones tendinosas del caballo


Un USG es la mejor manera de determinar el grado de lesión, pero su veterinario lo guiará en cuanto al mejor momento para hacerlo. Es posible que el escaneo uno o dos días después de que se sospechen los problemas solo muestre un daño menor, pero entre 7 y 10 días después, el defecto puede parecer mucho peor a medida que se forma tejido cicatricial y avanza la cicatrización. La lesión clásica del tendón aparecerá en una exploración como un agujero en el centro del tendón. Una exploración también puede revelar desgarros y fisuras.

Diagnóstico de la lesión del tendón del caballo

Tratamiento de las lesiones del tendón de caballo


Si sospecha que su caballo se ha dañado un tendón, una acción rápida puede marcar la diferencia en su recuperación. Llame al veterinario y use mangueras frías o terapia para reducir el calor y la inflamación que pueden causar más daño interno. Tu veterinario podrá orientarte sobre el uso de antiinflamatorios, en su caso, y cuidadosos vendajes. El ultrasonido terapéutico también puede ayudar, y a algunos veterinarios les gusta considerar otros tratamientos, como la terapia con láser o incluso el disparo tradicional de tendones.

Ubicaciones de lesiones del tendón de caballo

Otro tratamiento que recientemente se ha encontrado útil es la división del tendón, mejor descrito en estos días como apuñalamiento del tendón. Esta opción implica múltiples pinchazos en forma de abanico, que permiten que el área de la lesión drene y ayuden a promover la curación. Se realiza sobre un caballo de pie, sedado y bajo anestesia local.

Resto de caja será requerido; a veces por períodos prolongados, seguidos por la participación controlada; debe ser informado por su veterinario, después de un examen completo del tendón, sobre cuándo ocurre esto, ya que es un momento crucial en el proceso de recuperación. Lo ideal es un patio pequeño o un área pequeña de un campo cercado con cercas eléctricas. Esto le dará a su caballo espacio para caminar afuera, pero no será lo suficientemente grande como para permitir mucho trote o galope o galope.

Este debería ser el hogar de su caballo durante dos meses antes de convertirlo en un campo. Su veterinario puede examinar el tendón con ultrasonido regularmente para decirle cómo está progresando la curación. Se necesita paciencia para permitir la mejor recuperación posible. Una vez que un tendón se ha asentado, por lo general deja de moverse y se pueden suspender los analgésicos.

Prevención de la lesión del tendón en el caballo

Uso de la médula ósea en el tratamiento de lesiones de tendones


El tratamiento más nuevo de todos es también uno de los más emocionantes. El principal problema con la recuperación es que los tendones de un caballo contienen relativamente pocas células, particularmente en caballos maduros. Esto significa que normalmente hay muy pocas células disponibles para la reparación de daños.

La médula ósea tiene un papel único que desempeñar en la regeneración celular y la reparación de daños, ya que sus células no tienen otra función específica que la de convertirse en una variedad de tipos de tejido. Una de sus tareas principales es servir como vivero para las células de reparación, que luego pueden liberarse a pedido para reparar o reemplazar tejido dentro del cuerpo cuando sea necesario.

El suministro de sangre a los tendones de un caballo es demasiado pobre para poder proporcionar suficientes células de reparación por medios naturales, por lo que parece lógico inyectar células de la médula ósea en el sitio de la lesión. Desafortunadamente, cuando se probó esta técnica, resultó en algunos efectos secundarios indeseables, probablemente debido a la amplia gama de tipos de células en la muestra de médula ósea. Los veterinarios involucrados en esta investigación han buscado mejorar la técnica separando las diferentes células de la médula y usando solo el tipo más apropiado.

Este proceso comienza con la recolección de médula ósea del esternón del caballo; para este procedimiento, el caballo puede estar consciente pero sedado. Una vez recolectadas, las células se separan. Se permite que las células más apropiadas se multipliquen en un laboratorio hasta que haya suficientes para tratar el tendón; esto suele llevar alrededor de un mes. Después de esto, se usa un escáner de ultrasonido para guiar las células con precisión a su lugar a través de la inyección en la pata; el caballo solo necesita estar sedado para este procedimiento. El escaneo nuevamente más tarde muestra que los tendones se reparan más rápidamente con este método de lo que se esperaría con un tratamiento más convencional.

Esta técnica es costosa, aún no está ampliamente disponible y, hasta cierto punto, aún se encuentra en una etapa experimental. No todas las lesiones de los tendones serán adecuadas para este tratamiento; de lo contrario, no habrá área en la que inyectar las nuevas células.

Cómo prevenir lesiones en los tendones equinos


  • Construya el trabajo muy lentamente durante meses.
  • Comience con una caminata lenta sobre terreno variado y use cuesta arriba si es posible.
  • Haz que tu herrador revise equilibrio de pezuña.
  • Trate de no usar botas todo el tiempo a menos que sea inevitable.
  • Permita siempre que los tendones y las piernas se calienten antes del ejercicio y se enfríen después.

Charla final sobre las lesiones del tendón del caballo


Las lesiones de los tendones en los caballos ocurren en diversas situaciones, incluso cuando se coloca un exceso de peso en una pierna durante el salto. La lesión del tendón necesita mucho tiempo para sanar correctamente. En mi artículo, tengo que discutir toda la información sobre la lesión del tendón del caballo, que es muy importante para proteger esta situación y manejarla muy rápidamente. Gracias por tu tiempo.

#Una #valiosa #guía #para #caballo #saludable #forma

https://www.thevetexpert.com/wp-content/uploads/2022/05/Horse-Tendon-Injury.jpg

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

it_ITItaliano